Una vez presentados ante el tribunal, en esta publicación vamos a tratar cuestiones que nos parecen fundamentales de la prueba escrita:

 

EL TEMA, como elegirle  

 

Es importante tenerlo muy claro antes de comenzar a escribir, para no perder tiempo, y a medida que avancemos nos demos cuenta de que tendríamos que haber elegido el otro.

A la pregunta ¿qué tema debo elegir?, vamos a dar unas normas, que desde nuestro punto de vista, pueden ser interesantes para saber elegir el tema.

 

Puede ocurrir: 

  • Que el opositor, de los cinco se sabe uno muy bien.
  • Domina igual los cinco, pero uno le gusta más.
  • Domina los cinco muy bien, unos son más fáciles, difíciles los otros.
  • ¡Qué mala suerte! Me han salido los cinco que no había preparado ¿me salgo? ESO NUNCA.

 

Soluciones:

 

  • Debes coger el que mejor sabes.
  • Si te sabes igual los cinco, el que más te guste.
  • Si te sabes los cinco iguales y unos son fáciles y difícil los  otros, es mejor elegir el difícil. Razones:
    • Es menos frecuente que los opositores, en igual circunstancias, elijan el difícil.
    • Los temas difíciles no se atreven a elegirlos normalmente los opositores, y quienes los eligen, siempre que no incurran en “herejías académicas”, tienen más posibilidades de éxito que eligiendo el fácil por salir del paso.
    • Frecuentemente los tribunales valoran en su justa medida los temas difíciles y suelen ser más generosos que con los fáciles.
    • Lo más prudente es no coger aquellos temas que por su facilidad y amplitud, se prestan a que todo el mundo pueda decir algo sobre ellos.

 

De lo anterior se deduce que hay que optar, si ello es posible, por aquellos temas que por su dificultad nos garantice el que los vaya a elegir poca gente y que nosotros podamos hacer en ellos algo brillante.

 

 

En la próxima entrada vamos a tratar de ver COMO DESARROLLAR EL TEMA 

 

POST ANTERIOR

 

 

¿POR QUÉ ELEGIR CEDE?

 

 

 

15 – Como elegir el tema a desarrollar en las oposiciones
4.7 (94.15%) 106 votes